A MI MADRE LE GUSTAN LAS MUJERES

Año: 2001

Duración: 99 min.

Directoras: Inés París, Daniela Féjerman

Guion: Inés París, Daniela Féjerman

Música: Juan Bardem

Reparto: Leonor Watling, Rosa María Sardá, María Pujalte, Silvia Abascal, Eliska Sirova, Chisco Amado, Álex Angulo, Aitor Mazo, Xabier Elorriaga, Alberto Chaves

Producción: Fernando Colomo P.C.

Género: Comedia

 

Por Barbara Zecchi (dese Desenfocadas, 2014, pp. 108, 203-204) 

Si la comedia chabacana se burla de la homosexualidad, A mi madre le gustan las mujeres (París y Fejerman 2002) condena la homofobia — desde la heteronormatividad,— riéndose del desconcierto que todavía provoca el lesbianismo para el pensamiento «straight» de la sociedad española actual. [...] Después del éxito de dos cortos «A mí quién me manda meterme en esto» (1997) y «Vamos a dejarlo» (1999), ambos interpretados por María Pujalte, Inés París y Daniela Féjerman escriben y dirigen el largometraje A mi madre le gustan las mujeres (2002), ganadora de numerosos premios y nominada a tres Goyas. [...] En esta película, Inés París y Daniela Fejerman recurren al esquema de la comedia de Hollywood «fiancée-meets-the-parents» (novio-encuentra-a-los-padres) con una doble vuelta de tuerca. En primer lugar, hay una inversión de papeles tradicionales puesto que aquí no son los padres quienes conocen al novio de la hija, sino —al revés— es la madre quien presenta su nueva pareja a sus tres hijas. En segundo lugar, hay una segunda inversión de las convenciones del esquema hollywoodiense, puesto que la nueva pareja de la madre es mucho más joven que ella, es extranjera, pero sobre todo es una mujer. La fuente de la risa no es la relación homosexual en sí, blanco común de la comedia homofóbica, ni la edad de la enamorada, otro blanco de la comedia sexista, sino la actitud de las tres mujeres heterosexuales, su desconcierto y su hipocresía frente a la noticia. La protagonista (interpretada por Rosa María Sardà) es una figura poco usual en el cine comercial, no sólo por su lesbianismo, sino por su edad: hablando de este personaje, Inés París comenta, entrevistada por María Camí-Vela, que «a una edad en la que se supone que la mujer se tiene que retirar del mundo, ella tiene el deseo de comenzar una nueva historia de amor».