THE FOOD GUIDE TO LOVE

Título original: The Food Guide to Love   (Amor en su punto)

Dirección: Teresa de Pelegrí, Dominic Harari

Reparto: Richard Coyle, Leonor Watling, Ginés García Millán,Simón Delaney,

Lorcan Cranitch, Bronagh Gallagher, Ger Ryan, David Wilmot

Nacionalidad: Irlanda

Año: 2013

Duración: 87 min

Género: Comedia romántica

Guión: Teresa de Pelegrí, Dominic Harari, Eugene O’Brien

Fotografía: Andreu Rebés
Música: Ray Harman“Amor en su punto” o “ The Food Guide to Love” (título original de esta película) es el primer trabajo fuera de España de Teresa de Pelegrí y Dominic Harari. 

 

RESEÑA POR CARMEN SANTAMARÍA SALINAS 

 

Esta comedia romántica o chick flick pertenece al género gastronómico y aborda los problemas sentimentales de los dos protagonistas cuyas vidas están marcadas por la comida. Oliver Byrne (Richar Coyle) es un periodista culinario que pese a dedicar su vida profesional a hablar del buen comer y el buen amar, es incapaz de poner sus conocimientos en práctica en su vida personal. Por su parte el otro personaje principal, Bibiana (Leonor Watling) es una joven comisaria representante del arte español en Dublín. Al igual que Oliver, su vida amorosa deja mucho que desear ya que se ve atrapada en una relación tortuosa con un hombre casado mayor que ella. Todo cambia cuando Bibiana decide empezar de nuevo tras conocer a Oliver.

 

La pasión por la comida de los dos protagonistas logra abrir un espacio de diálogo intercultural en el que ambos mundos–irlandés y español- se encuentran y se unen. La gastronomía se convierte en un elemento clave por las posibilidades sensoriales que se abren para personajes y público a través de las imágenes. Pero además, también constituirá un elemento fundamental en su relación de pareja gracias a la exploración sensual de los olores, los sabores e incluso las texturas de los alimentos. Por ejemplo, obsérvense escenas como la del restaurante, que parecen trascender la pantalla para provocar a la audiencia. La comida, a su vez, va a servir de elemento cohesivo, al convertirse en la forma que tienen los dos protagonistas de comunicarse; pero también de elemento disruptivo, ya que será esta la que finalmente los distancie. La lucha de Bibiana por descubrir la verdad tras la infidelidad de Oliver (representada en la metáfora culinaria del chocolate) desencadena una batalla gastronómica que los llevará a adoptar formas muy diferentes de vida: ella se hace vegetariana y él carnívoro. De este modo, los alimentos simbolizarán el punto y final de su relación (de la misma forma que ya lo habían hecho con la relación paterno-filial de Oliver). 

 

En este filme los sentimientos y la comida conforman una unión inseparable, como queda reflejado en una de las escenas finales de la misma: no es hasta que el protagonista se reconcilia con la tan odiada receta de su padre que puede arreglar su vida sentimental.

 

Para citar esta reseña, por favor usa la referencia: Santamaría Salinas, Carmen (2015): «Reseña de Amor en su punto», Gynocine Project, Barbara Zecchi, ed. www.gynocine.com