El pájaro

de la

felicidad

 

Dirección: Pilar Miró
Año: 1993
Guión: Mario Camus
Música: Jordi Savall
Fotografía: José Luis Alcaine
Reparto: Mercedes Sampietro, José Sacristán, Aitana Sánchez-Gijón, Carlos Hipólito

 

RESEÑA POR CARLA SUÁREZ VEGA

El pájaro de la felicidad (1993) es el séptimo largometraje dirigido por la prolífica Pilar Miró. Cuenta con guión de Mario Camus y con un elenco de actores de renombre que dan vida a una historia de redescubrimiento personal. Esta película explora la soledad y las relaciones personales desde el punto de vista de una mujer determinada, madura y fuerte que busca reorganizar su vida tras una experiencia traumática que la lleva a replantearse su situación. El filme nos muestra la vida de Carmen (Mercedes Sampietro), una mujer que disfruta del éxito en lo profesional pero que no es capaz de tomar las riendas de su vida personal. A través de planos largos y de una banda sonora que goza del mismo protagonismo que cualquiera de los personajes, la película nos adentra en un viaje hacia lo desconocido en busca de la felicidad y el autodescubrimiento. La vida de Carmen da un vuelco cuando va a cenar a casa de su hijo Enrique (Carlos Hipólito), con quien no mantiene relación desde hace años y donde conoce a su nieto y a su nuera, Nani (Aitana Sánchez-Gijón). Tras la visita, Carmen es asaltada en la calle por tres hombres que abusan de ella sexualmente y le roban el coche. Esa noche se presenta como un punto de inflexión en su vida y toma la decisión de cambiar de aires, renegociar sus prioridades y buscar en la soledad aquello que la haga feliz. Encontrará ese lugar que le proporcione paz y tranquilidad en las costas de Almería, un paisaje que se nos muestra de forma magnífica a través de la excelente fotografía de la que hace alarde la película. Este espacio idílico que Carmen ha encontrado y esa deseada soledad en la que creía que hallaría la felicidad se ven truncados por dos personajes que serán finalmente centrales en su proceso de autoconocimiento y la ayudarán a renegociar su visión de las relaciones personales. Su tira y afloja con Eduardo (José Sacristán) y la inesperada visita de su nuera Nani y su nieto cambian completamente la situación de Carmen que lucha por mantener su individualidad e independencia mientras intenta gestionar estas nuevas relaciones personales.

Para citar esta reseña, por favor usa la referencia: Suárez Vega, Carla (2016): «Reseña de El pájaro de la felicidad», Gynocine Project, Barbara Zecchi, ed. www.gynocine.com