LA PETICIÓN

Dirección: Pilar Miró
Año: 1976
Guión: Pilar Miró y Leo Anchóriz
Música: Román Alis
Fotografía: Hans Burmann
Reparto: Ana Belén, Frederick De Pascale, Emilio Gutiérrez Caba

 

Reseña por Carla Suárez Vega

La petición (1976) es la opera prima de la que es sin duda una de las directoras de referencia del cine español, Pilar Miró. A pesar de contar con sólo 36 años en el momento del rodaje, Pilar Miró ya tenía más de 10 años de experiencia a sus espaldas como realizadora y directora de programas de televisión, telefilmes y teatro grabado. Con La petición da el salto a la gran pantalla de la mano del guionista Leo Anchóriz y con una historia inspirada en un relato de Émile Zola. Esta cinta es una apuesta arriesgada por parte de la cineasta que consiguió, pese a la censura, estrenar este largometraje en un año convulso y de cambio, a caballo entre el final del franquismo y el inicio de la transición. En una época en la que el cine español, al igual que la sociedad, estaba cambiando rápidamente y explorando una libertad recién adquirida, se pueden ver en la película tintes del destape que comenzaba a darse en la época, pero sin ser el erotismo o los desnudos la parte principal de la película, como ocurriría en otras películas de aquel entonces las cuales, años más tarde, coparían la producción cinematográfica.

Teresa, interpretada por la famosa Ana Belén, es una joven de clase alta caprichosa y mimada que disfruta utilizando su posición de poder para satisfacer sus deseos. Su aspecto inocente y sus maneras educadas y formales esconden a una femme fatale que sabe ejercer su posición dominante y conseguir de los hombres lo que quiere. A través de su relación con Miguel (Emilio Gutiérrez Caba), hijo del ama de llaves y compañero de travesuras de la infancia, vemos la parte más agresiva, cruel y sádica de Teresa. Miguel es un hombre que se ha hecho a sí mismo y que ha llegado a una posición de éxito desde un origen humilde, al contrario que Teresa, a quien le ha venido todo dado y siempre ha estado en una situación privilegiada. Ambos personajes tienen un carácter fuerte y dominante, lo que les lleva a tener una relación tormentosa y violenta. El otro personaje masculino que se nos presenta en la película es la antítesis de Miguel. Julián (Frédéric de Pasquale) es el vecino mudo, tranquilo y pasivo que se deja dominar por las artimañas de Teresa. Julián es un personaje que está siempre ligado a la música de su flauta y es el ejemplo más claro de la utilización de la música en la película para mostrar las transiciones entre escenas, acciones y personajes. La banda sonora lleva gran parte del peso narrativo y del dramatismo de la historia y nos guía por este camino de tensión, pasión, agresividad y violencia enmarcado en un ambiente de época y en una esfera social de clase alta.

 

Para citar esta reseña, por favor usa la referencia: Suárez Vega, Carla (2016): «Reseña de La petición», Gynocine: Project, Barbara Zecchi, ed. www.gynocine.com