THE MEETING

OF TWO QUEENS

 

Dirección: Cecilia Barriga
Reparto: Marlene Dietrich, Greta Garbo
Duración: 14 minutos
País: España
Año: 1991
Género: Cine Queer

 

RESEÑA POR ELISABET PALLÀS 

Aludiendo al carácter icónico de sus actrices, The Meeting of Two Queens (1991) presenta el hipotético encuentro amoroso entre dos estrellas de Hollywood –Marlene Dietrich (1901-1992) y Greta Garbo (1905-1990)–, en una obra marcada por el tono experimental y la temática queer. Flirteando así con el extendido rumor sobre la potencial homosexualidad de ambas mujeres –se ha documentado un affair entre ambas– y en respuesta a la flagrante similitud entre ambas mujeres –ambas extranjeras de origen europeo, contemporáneas y símbolos por excelencia de grandes estudios como la MGM y la Paramount–, Cecilia Barriga presenta un cortometraje que toma prestadas secuencias de sus películas más conocidas para presentar una lectura alternativa de la historia del cine, donde ambas reinas –en alusión a su estatura como estrellas de Hollywood y a sus papeles como soberanas, como en Queen Christina (1933), o The Scarlet Empress (1935)– llegan a conocerse y establecer una relación romántica.

Caracterizado en todo momento por un estilo radicalmente experimental –se trata de un cortometraje mudo, en blanco y negro– y mediante un complejo proceso de edición, Barriga divide el corto en pequeñas secuencias –estratégicamente definidas por pequeños títulos al inicio de la escena (“The lake”, “the job”)–, que presentan progresivamente la evolución de las mujeres desde sus relaciones convencionales con hombres hasta su encuentro final. Estas escenas, construidas esencialmente mediante el uso de planos paralelos, pantallas divididas, y campos contra campos, permiten especular sobre un hilo narrativo alternativo, donde ambas mujeres entran en contacto –conversación por teléfono–, se persiguen mutuamente  –escena de la persecución–, y acaban concretizando su idilio romántico en una reunión final caracterizada por cierto grado de sensualidad y desnudez. La música, que acompaña al montaje en todo momento, atribuye un tono onírico a la trama y potencia la sensación de irrealidad y extrañeza del corto, que se presenta en abierta oposición a los modos de composición convencionales.

Resaltando de forma crítica la poca –o nula– presencia de la homosexualidad en las producciones clásicas de Hollywood, Barriga propone así una relación virtual entre ambas mujeres, que se perpetúa simbólicamente mediante su superposición en pantalla y a través de los rasgos propios del celuloide. A su vez, el montaje del corto apunta implícitamente a la existencia de una tendencia muy popular actualmente –“fan fiction”–, por la cual los espectadores, poco satisfechos con los modos de representación tradicionales del medio cinematográfico, optan por reescribir la narrativa de ciertas obras para dar voz y reivindicar la presencia de temáticas alternativas –como es la homosexualidad–, habitualmente marginalizadas por el monopolio ideológico del discurso dominante.

Para citar esta reseña, por favor usa la referencia: Pallàs, Elisabet (2015): «Reseña de Meeting of two Queens», Gynocine Project, Barbara Zecchi, ed. www.gynocine.com