Dirección: Chus Gutiérrez
Nacionalidad: España
Año: 2008

Color o en B/N: Color
Guión: Chus Gutiérrez y Juan Carlos Rubio
Fotografía: Kiko de la Rica
Música: Tao Gutiérrez 

 

RESEÑA POR SANDRA GALVÁN

Chus Gutiérrez es la directora y coguionista de este sensible drama sobre la inmigración. Retorno a Hansala, estrenada en 2008, tiene su origen en un trágico hecho real ocurrido en la costa andaluza, cuya lectura en el periódico inspiró a la autora cinematográfica.

La prolífica cineasta española narra, en formato de road movie, la historia de dos personajes que viven la experiencia de la inmigración en patera de manera muy distinta, casi antagónica. Por un lado, nos presenta a Martín (José Luís García Pérez), un español, introvertido y desilusionado, propietario de una funeraria que está sumergido en una fuerte crisis económica y matrimonial. Por otro lado, encontramos a Leila (Farah Hamed), de origen marroquí, noble e independiente, que se gana la vida honradamente trabajando en la Lonja de Algeciras. Juntos viajan a Marruecos para repatriar el cadáver del hermano de Leila, Rachid, que ha fallecido intentando llegar a la península. Acompañando al cuerpo de su hermano, llevan también las ropas de los demás ahogados con la esperanza que ello ayude a encontrar a sus familiares. Después de un largo y arduo periplo, Martín y Leila llegan a Hansala, un aislado poblado sin luz ni agua, situado en el interior más remoto de Marruecos. Allí, Martín convive con sus hospitalarias y generosas gentes y, poco a poco, cambia su visión sobre la realidad de la inmigración marroquí y comienza ha empatizar con ellos.

En ocasiones, la directora parece otorgar a la película un aire de falso documental. Por esta razón, juega con la utilización de la cámara en mano en numerosas escenas, tal y como se evidencia por ejemplo en el retrato de la cotidianidad de Hansala. Chus Gutiérrez también se vale de la cámara subjetiva en diversos planos con la intención de situarnos en el punto de vista del personaje, como en la intensa y angustiosa escena inicial. En ésta, las lentes de la cámara representan los ojos del inmigrante que se encuentra literalmente luchando por su vida, mirando hacia su deseado objetivo que no conseguirá alcanzar: la costa peninsular.

Retorno a Hansala es un delicado relato contado desde el total respeto, evitando caer en el paternalismo y en juzgar las razones que envuelven a la inmigración ilegal. Es, en resumen, una película que nos ayuda a entender la cruda realidad de aquellas personas que se ven obligadas a dejar su tierra para mejorar sus vidas y conseguir sobrevivir. Aunque, en algunos casos, ello signifique correr un inmenso peligro: que el mar ahogue todos sus sueños para siempre. 

Para citar esta reseña, por favor usa la referencia: Galván, Sandra  (2015): «Reseña de Retorno a Hansala», Gynocine Project, Barbara Zecchi, ed. www.gynocine.com

RETORNO A HANSALA