ENGLISH      CATALÀ     SPANISH 

ELENA JORDI

ENTREVISTA a ELENA JORDI

Comentada, transcrita y traducida por Irene Melé-Ballesteros 

 

Diari La Nau del Vespre

num. 583, 28-IX-1929

Sección: Los Teatros

"Inauguración de la Temporada en el Teatro Goya"

Esta entrevista a Elena Jordi (seudónimo de la actriz, productora y directora de vodevil Montserrat Casas Baqué, Berga 1882 - Barcelona 1945) tiene lugar horas antes de que comience el anuncio para la temporada teatral en el teatro Goya en 1929. Ha pasado casi una década desde que Jordi tuvo su momentum con siete temporadas teatrales consecutivas (1914 - 1920) en la cumbre de la escena teatral barcelonesa. Años en los que Jordi no únicamente dirigió su propia compañía de vodevil, sino que incluso tomó un lapso en 1918 para involucrarse en la construcción de un teatro que había de llevar su nombre, el «Teatro Elena Jordi» y dirigir la película muda Thais.

La primera iniciativa culmina con la construcción de dicho teatro, cuyo fatuo destino hace que nunca se estrene como tal sino en 1922 como «Palacio del Cinema» con otros propietarios. Tampoco ha habido mejor suerte con el film, el cual permanece extraviado. Aunque existen algunas dos reseñas periodísticas que confirman su estreno, su duración de 30 minutos, y la

calidad internacional de la película muda Thais. Lo que convierte a Jordi la primera directora de

cine del Estado Español hasta la fecha. Sendas iniciativas se encuentran entre los proyectos más

ambiciosos en los que haya participado una profesional de su época en el mundo del espectáculo.

Esta entrevista nos muestra a una Jordi empoderada retomando su carrera como directora y productora de su propia compañía de vodevil. Consiste en unas pocas preguntas sobre sus planes para la temporada, y el periodista comienza en un tono abrupto preguntando a Jordi de forma ambigua acerca de su «moral». Sin embargo, Jordi no se amedrenta y desarma al periodista con asertividad, reconduciendo rápidamente la entrevista hacia su trabajo y sus planes para la temporada. Gracias a ello sabemos quiénes son los actores y las actrices protagonistas y algunas de sus vicisitudes. Unas vuelven de triunfar en el extranjero y otros son rescatados por Jordi tras una pausa involuntaria. Así mismo, vemos como Jordi reflexiona acerca del público que la espera en su retorno a los escenarios y todo el esfuerzo que ello conlleva. En la misma línea, Jordi nos deja saber acerca de su predilección por la comedia picante y el vodevil escandaloso, así como también cuáles son sus autores preferidos del momento como Luigi Pirandello, Louis Vernier o Paco Madrid, y qué obras quiere poner en cartel.

Por lo que podemos inferir de la entrevista, parece que Jordi no ha puesto en escena ninguna obra teatral durante un periodo de tiempo significativo. Presuntamente, por lo que extraemos de otras fuentes, desde 1920 o 1921, aunque en la entrevista no se menciona nada de todo ello explícitamente. Sin embargo, su dinamismo creativo y determinación quedan patentes y no cabe duda de que va a sacar el máximo partido de esta temporada en el teatro Goya.

 Además, sobre las novedades Jordi declara sus intenciones de poner en escena una «gran

obra» que no llegó a estrenarse hasta pasada la Dictadura Franquista. Se trata de la sátira política en forma de vodevil: Baile de Títeres (Bill de titelles en el original catalán) del poeta y dramaturgo Ramón Vinyes i Cloe (Berga 1882- Barcelona 1952). Este dato que Jordi nos proporciona es importante porque podemos saber qué opina ella de la obra, «una obra muy profunda» y «que bien seguro será un gran éxito», afirmando contundentemente que está dispuesta a invertir en ella, a pesar de que no llegará a estrenarse hasta 1978.

Con el paso del tiempo esta pieza se ha convertido en una obra memorable, recuperada con éxito por el Teatro Nacional de Cataluña en 2012, 34 años después de que el montaje de la asociación “La Farsa de Berga” tuviera lugar en 1978. No en vano, Vinyes es el autor de la última obra de teatro estrenada en lengua catalana en Cataluña desde que el 20 de enero de 1939 bajo el asedio de los bombardeos nazi y fascistas y poco antes de que la Dictadura Franquista pusiera fin a cualquier expresión cultural - oficial o extra-oficial -  en lengua catalana, tiene lugar la última representación de Fum al Teulat (Humo en el Tejado).

La amistad entre Jordi y Vinyes es relevante, no únicamente porque fue de por vida, sino porque la lectura de su trabajo, junto a su compañerismo colaborativo conduce a una visión más amplia

sobre la labor que desempeñaron estas figuras en las artes escénicas y en la literatura de su tiempo.

Finalmente, Jordi ultima la entrevista dejando claro al periodista que es ella quien está al mando de su compañía y que ni él ni nadie podrá tergiversar esa realidad.

"Los Proyectos de Elena Jordi"

 

A pocas horas antes de la inauguración oficial de la temporada que decidimos visitar a Elena Jordi con tal de hacernos con las noticias más recientes y comunicarlas a nuestros lectores.

La encontramos ensayando. Una bombilla eléctrica sin pantalla cuelga de las bambalinas en medio del escenario, e ilumina débilmente la garganta negra y profunda de una sala desolada.

Al fondo, la puerta de entrada notablemente iluminada es una promesa de sol y libertad. En el escenario los actores afinan las voces y las actrices coquetean impenitentes.

Espiamos el rostro de Elena Jordi tras la tenue nube de un cigarrillo egipcio que cual rubí fulgura sobre sus labios.

  • J. POVILL ADSERA- ¿Cómo andamos de coraje?

  • ELENA JORDI- De coraje bien. Pero las piernas ya no me aguantan. Hace unos cuantos días que de lo nerviosa que estoy no puedo dormir.

  • J.P.- De cansancio… ¿moral?

  • E.J.- No sé qué queréis decir, pero me parece que no. Usted no sabe lo que es formar una compañía y lanzarse a una aventura que puede resultar en un gran éxito o que puede ser un gran fracaso. Es aquello de tener los nervios en continua tensión. ¡Y los míos ya parecen cuerdas de guitarra! ... Por otro lado, ya sabéis que en este país nadie se pone en marcha hasta última hora. Y si se quiere quedar bien hacen falta unos ojos bien abiertos, un oído muy fino y unas cuerdas vocales bien afinadas. ¡Y os prometo que a mí me oyen hasta los vecinos!

  • J.P.- ¿Cuáles son vuestros proyectos?

  • E.J.- Tengo ganas de hacer vodevil fino y elegante, pero sobretodo, de presentarlo con dignidad. A mí me gustan los vodeviles bien atrevidos.

  • ¿No decís que los queréis hacer finos y elegantes?

  • E.J.- Sin embargo, también pueden ser atrevidos. Todos los vodeviles que yo haré serán por el estilo de “El cornudo magnífico”. Podéis apuntar que esta obra también la pondré en mi actuación en el Goya. No hace falta que os diga que si la temporada va bien también haremos comedia. Y yo espero que el público de Barcelona corresponderá mis esfuerzos como lo hizo unos años atrás.

  • J.P.- Decidnos algo sobre la compañía que encabezáis.

  • E.J.- Estas cosas son de mal decir. Todos trabajan con muy buena voluntad y pienso que quedará un buen conjunto. El único inconveniente que se me presenta es que no conozco la forma de trabajar de buena parte de mis actuales compañeros. Pero tengo esperanza de no haberme equivocado en la elección porque hay algunos que se han ganado un nombre bastamente. Enric Guitart, es uno de ellos. Yo estoy muy satisfecha de tenerlo conmigo. Durante una larga temporada ha sido injustamente olvidado. Y hay que hacerle justicia.

  • J.P.- Estamos completamente de acuerdo. Enric Guitart es, no un buen actor, sino un gran actor.

  • E.J.- Forman parte también de mi compañía, la señora Amadors, Francesca Lliteres, - esta última cansada de ganarse aplausos-. De dama joven tengo la Cambra, que acaba de venir de América cargada de laureles. Lola Duran, aún. Además de Enric Guitart, forman parte del elenco los señores Sierra, Fuentes, Xuclà… [Sigue una larga lista de nombres.] Todas las obras que actualmente tengo en mi poder son vodeviles por el estilo de las obras de Pirandello o cosas así.

  • J.P.- ¡…!

  • E.J.- Apuntad los títulos, si queréis. “Baile de títeres”, del poeta Ramón Vinyes. Esta obra es muy profunda, estoy segura que será un gran éxito. Lluís Capdevila me ha cedido una comedia vodevilesca el título de la cual es “Angelina quiere ser honrada”. Paco Madrid me ha hecho una que se titula “Elena y su marido”. Todas las otras obras son traducciones. ¿queréis las más importantes? “Lo que la mujer quiere” de Lavoir; “El abogado Bolbec i su marido”, “Cara y cruz”, “La señorita Pampunou” y “El automóvil del rey”, todas de Verneuil. Las otras traducciones no me interesan tanto. ¿Qué quiere que le haga? ¡es una debilidad como cualquier otra!... Y ahora disculpadme. Ya lo veis. Me llaman escena. Y una líder debe dar ejemplo ¿no os parece?

 

Lanza el cigarrillo, nos alarga la mano, sonríe con una sonrisa perfecta y se aleja contoneándose hacia el centro del escenario. La última nube del cigarrillo egipcio agoniza y se esfuma detrás suyo.